.

GLOSARIO DE TÉRMINOS: Villacarrillo

(Explicación y definiciones de los términos y referencias utilizados en estas páginas, para mejor comprensión de los textos de las mismas)


Municipio situado en la parte oriental de la comarca de La Loma y Las Villas. Cuenta con dos zonas orográficas bien diferenciadas: por un lado, la zona de campiña, de pendientes suaves y terrenos alomados, y por otro la de sierra, la Sierra de Las Villas, que ya forma parte del conjunto orográfico de la Sierra de Cazorla. Varios ríos conforman la red hidrográfica de la zona: el Guadalquivir, que separa la zona de campiña de la de sierra; el Guadalimar, que forma límite natural del término con la zona del Condado; y el Aguascebas Grande y el Aguascebas Chico como afluentes importantes. Gran parte del término está dedicado al cultivo del olivar, siendo uno de los mayores municipios productores de la provincia, lo que da lugar a una importante industria derivada de este cultivo. También existen áreas aisladas de monte bajo y matorral, y el olivar deja paso a las coníferas, que alcanzan gran extensión y suponen una importante riqueza maderera y de pastos. Otras actividades que cabe mencionar son la industria maderera, la de construcción, mecánicas, etc.

El Tesoro de Mogón, repleto de monedas romanas y joyas de plata; la pátera de plata con la cabeza de Medusa del siglo II a C; la estatua del dios Mercurio, en bronce dorado; la Esfinge alada, de origen fenicio; o el mosaico romano de Teatino; todos ellos hallados en los alrededores de Villacarrillo son muestra del alto grado que alcanzaron los asentamientos íberos y romanos en esta población.

Villacarrillo tiene su origen en época musulmana como fortaleza que defendía a Iznatoraf. Tras la conquista de ésta por las tropas de Fernando III el Santo en 1226, se inicia la evolución de esta aldea a villa.

Conocida en un primer momento como Torre de Mingo Priego, el rey la donó al Adelantamiento de Cazorla, del que dependió jurídicamente, aunque en lo eclesiástico perteneció al Obispado de Jaén.En 1449 el Arzobispo de Toledo, Alonso Carrillo, señor de la villa como Adelantado de Cazorla, la segregó de Iznatoraf y le añadió su apellido. Un año más tarde Juan II de Castilla le otorgó la categoría de villa independiente, privilegio que fue vuelto a confirmar por los Reyes Católicos el 26 de enero de 1498. Durante los siglos XVI, XVII y XVIII se produjo la consolidación y expansión de su población, que se traduce en su actual casco urbano en calles de trazado regular y grandes casas solariegas. Durante el siglo XIX y principios del XX gozó de un importante auge, como reflejan las edificaciones historicistas y modernistas que salpican sus calles.Por Real Decreto de 8 de mayo de 1877, el rey Alfonso XII le otorgó el título de ciudad.
 

Habitantes: 11.180 Altitud: 794 m. Gentilicio: Villacarrillenses

WWW.UBEDA.COM

Cerrar Ventana